¿QUÉ DEBES TENER EN CUENTA AL MOMENTO DE COMPRAR LAS LLANTAS PARA TU BICICLETA?

Publicado el Julio 24 2018

¿QUÉ DEBES TENER EN CUENTA AL MOMENTO DE COMPRAR LAS LLANTAS PARA TU BICICLETA?

 

Las llantas son elementos que sufren un alto grado de desgaste, especialmente en las bicicletas de montaña, ya que están expuestas a una constante fricción al ser los únicos elementos que están en contacto directo con el terreno. Las llantas influyen en los niveles de tracción, maniobrabilidad, control y comodidad, por eso es fundamental darle la importancia necesaria a revisar su estado para decidir cuándo hacer recambios. Aunque a nivel profesional se llegan a tener en cuenta un alto número de variables y materiales para escoger la mejor llanta, hoy hablaremos de los 2 criterios básicos que los amantes del MTB deben tener en cuenta al comprarlas:

- El labrado: El labrado es un factor determinante y hace referencia a la forma de la superficie de la llanta. Las llantas con tacos son las típicas para bicicletas de montaña, su diseño está concebido para un buen desempeño en terreno destapado, los tacos se entierran en la superficie con el fin de ganar tracción, permitiendo también un buen control por parte del ciclista. En el polo opuesto están las llantas pisteras, que tienen un labrado liso ideal para rodar en terrenos pavimentados, donde su menor resistencia al rodamiento permite alcanzar una mayor velocidad. Hay un espectro amplio en las llamadas llantas semipisteras, que permiten puntos intermedios entre labrados de taco y pisteros. Es necesario que tengas en cuenta las condiciones de los terrenos que más te gustan, cuando se utilizan las bicicletas de montaña con mayor frecuencia en pavimento que en terrenos difíciles, posiblemente unas llantas semipisteras van a ser la mejor opción.

 

-Dimensiones: Todas las llantas indican sus medidas en un costado, por lo que la manera más sencilla de determinar el tamaño de la llanta que necesitas es guiándote con este dato, el cual se expresa en el tamaño del rin (27,5 o 29 en la mayoría de llantas mtb) seguido del ancho en pulgadas de la llanta. Por ejemplo, una expresión 29 x 1,95/2.1 significa que la llanta es de 29 pulgadas de diámetro con un ancho de 2.1 pulgadas. Entre más ancha sea la llanta, habrá más fricción y su vez va a contener un volumen mayor de aire en su interior, consiguiendo control, tracción y un buen grado de confort, aunque en el pavimento nos restará velocidad. Una llanta más delgada requiere mayor presión de aire y disminuye su nivel de control y tracción en terrenos difíciles, sin embargo, va a permitir mayor velocidad en pavimento.

 

Otros factores importantes que puedes tener en cuenta son los hilos por pulgada (expresados en TPI), entre más alto sea este factor tendrás mayor flexibilidad y maniobrabilidad, lo que va a incrementar el precio de la llanta. También la naturaleza del material va a determinar la resistencia al desgaste, no es lo mismo una llanta hecha con caucho nuevo, que una con material reciclado, aunque esto también se verá reflejado en el precio.

En definitiva, la experiencia en el rodaje será lo que te muestre las diferencias y características de cada detalle de las llantas, lo que te permitirá tener un mejor criterio para que escojas la mejor opción posible para tus gustos y necesidades.

0 comentarios

Deja Tu Comentario

Publicados Recientemente