¿CUÁL ES TU PERSONALIDAD COMO CICLISTA?

Publicado el Diciembre 08 2017

¿CUÁL ES TU PERSONALIDAD COMO CICLISTA?

Positivo, malgeniado, apurado, en modo paseo… dentro de la ciudad es posible observar diferentes perfiles en quienes van en bicicleta y a partir de ellos se ha creado una clasificación sobre el tipo de ciclista que eres según tu personalidad. ¿Logras identificarte con alguno?

 

El ciclista invisible. Sabe como pedalear, ¡pero hasta ahí! No se siente parte de la ciudad ni del tránsito como un sistema y piensa que todos los conductores de vehículos son sus enemigos y que en algún momento lo lastimarán. Es indiferente al entorno y conduce de forma insegura, lenta y temerosa. Cada vez que debe subirse en su bici para trasladarse, inicia una experiencia estresante como si estuviera en una jungla luchando por su vida. Jamás ha escuchado sobre las normas, derechos y deberes de un ciclista, y por eso cree que serlo se basa en pedalear y llegar a su destino tratando de sobrevivir al feroz tráfico de la ciudad.

 

El ciclista enojado. Para él, los peatones y los autos son obstáculos peligrosos con los que debe luchar día a día. Sale de casa dispuesto a no dejarse molestar por nadie y a demostrar su superioridad en la calle. Uno que otro insulto sale de su boca, ya que se caracteriza por ser agresivo,, competitivo e impredecible en la vía. Está propenso a accidentes debido a que no está concentrado en su vía sino en el tráfico, en quien va adelante y cómo puede pasarlo para llegar más rápido a su destino.

 

El ciclista calculador. Cree tener todos los movimientos fríamente calculados; traza en su mente el trayecto que más libre pueda estar, analiza los movimientos y obstáculos que pueden haber en el camino según el día o la hora en que conduce. Usa google maps con frecuencia para recortar distancias, evitar semáforos y encontrar menos autos. Conoce casi de memoria qué vías son menos transitadas, por dónde podría girar a la derecha, subirse a un andén, encontrar un atajo sin que se choque con un peatón paseando un perro o a una bici en dirección contraria. Obviamente no valora las normas, derechos y deberes que tiene como conductor y quizá llegue a casa algo cansado por todo el trabajo mental que realiza durante el recorrido.

 

El ciclista inteligente. Maneja seguro, cumpliendo con los accesorios básicos que debe tener su bicicleta, así como los suyos por seguridad. Es predecible y fluye con el tránsito. Ejerce, cumple y conoce sus derechos y deberes en la vía y tiene claro que no está solo en el mundo, que debe respetar a su vez a sus semejantes. Sabe que no hay una competencia en la vía y que los semáforos son importantísimos para evitar accidentes. Usa timbre en la bici, de vez en cuando termina haciendo amistades en el recorrido, no cambia de carril ni se estresa así tenga afán, porque para él la bicicleta es un medio de transporte que disfruta y en el que aprovecha para conocer incluso nuevos lugares.

0 comentarios

Deja Tu Comentario

Publicados Recientemente