HÁBITOS QUE COMO CICLISTA JAMÁS DEBES TENER

Publicado el Diciembre 08 2017

HÁBITOS QUE COMO CICLISTA JAMÁS DEBES TENER

Los hábitos en cualquier aspecto de la vida repercuten en los resultados, y en el ciclismo específicamente, son un factor determinante para saber si tu entrenamiento tendrá consecuencias positivas relacionadas con el rendimiento. Revísalos y date cuenta en qué estás fallando.

 

  1. Entrenar estando indispuesto. Si tienes algún dolor, lesión o pasas por una enfermedad, tu cuerpo no está bien; te quejas, no funcionas de la mejor manera y el entrenamiento será en vano. Un simple dolor de garganta, de rodilla, migraña, tos, un tendón, lo que sea, es razón de peso para que pares el entrenamiento una semana y regreses a él cuando te sientas mejor.

  2. Salir a pedalear en ayunas o sin comer bien. No solo antes del entrenamiento, sino la noche anterior. Alimentos como los cereales o las tostadas y algo de proteína, serán suficientes para que se llenen tus depósitos de glucógeno. Nada de entrenar en ayunas, esto sería terrible para tus reservas de energía y puedes llegar a perder masa muscular si te pasas de intensidad en estas condiciones. De igual forma, es importante que comas cada media hora dentro del propio entrenamiento: banano, una barrita, líquido, cualquier bocado que te mantenga con la energía adecuada, siempre será bienvenido.

  3. Entrenar sin calentar. Con los músculos calientes, sufres menos en una salida y podrás llevar de forma fácil el ritmo. Por ello, es importantísimo el calentamiento en tus piernas, para que evites incluso lesiones durante el entrenamiento.

  4. No hidratarse con frecuencia. Como mencionábamos anteriormente, tu cuerpo requiere líquido porque debido al exceso de calor y el sudor, puedes deshidratarte. Bebe al menos pequeños sorbos de agua por una razón importante: evitarás los molestos calambres tan solo con crear este buen hábito.

  5. Entrenar únicamente fines de semana. Si no tienes mucho tiempo, en realidad entrenar los sábados y domingos solamente, no te traerá un mejoramiento a corto plazo. Además, puedes sufrir de dolores en las piernas, contracturas musculares o inflamación del tendón rotuliano por el sobreesfuerzo que haces. Así que, en lo posible, entrena al menos 45 minutos dos veces por semana, pero no pongas todas las fuerzas en un entrenamiento exhaustivo el fin de semana; con el tiempo sentirás que te das una paliza y esto no es para nada saludable.

  6. Competencias con otros ciclistas. Prefiere ir a tu propio ritmo, porque tú estás entrenando, no persiguiendo. Si traspasas tus límites, por intentar adelantar, es probable que llegue el momento en que tu cuerpo ya no de más debido al sobreentrenamiento.

0 comentarios

Deja Tu Comentario

Publicados Recientemente