¿DESEAS UNA BICICLETA MÁS RÁPIDA? CONOCE DE QUÉ FORMA LOGRARLO

Publicado el Junio 14 2018

¿DESEAS UNA BICICLETA MÁS RÁPIDA? CONOCE DE QUÉ FORMA LOGRARLO

 

Entre los factores clave para ser veloz sobre una bici podemos decir que lo más importante son las condiciones físicas del ciclista, el peso de la bicicleta y un ensamble acorde a esta necesidad (tipos de llantas, la relación de transmisión, aerodinámica, etc.) No obstante, hay pequeños detalles que puedes ajustar y cuidar en tu bicicleta para que pueda desarrollar la mayor velocidad posible, obviamente dentro de las prestaciones y límites de cada bici.

 

Llantas: por un lado, asegúrate de estar usando un labrado acorde a lo que necesitas, pero sobre todo debes estar atento a la presión del aire en los neumáticos. Si es demasiado baja, la llanta no mantendrá su forma original aumentando la resistencia al rodado debido a su forma irregular. Por otro lado, si la presión es demasiado elevada, la llanta absorberá menos las vibraciones del camino, lo que en última instancia afecta la velocidad.

 

Frenos: revisa que los frenos no tengan ningún rozamiento. Por leve que parezca un pequeño roce, imagina cuantos pequeños sobreesfuerzos se acumulan cuando la llanta no tiene la libertad completa de girar, claramente esto te impide ir más rápido.

 

Altura del sillín: este aspecto no solo puede causarnos lesiones y dolores, también impide alcanzar las cotas de velocidad más altas ya que reduce nuestro rendimiento en cada pedalada y por lo tanto no permite alcanzar altos grados de potencia. Muchos ciclistas, incluso experimentados no tienen su sillín a una altura que permita sacar su máximo potencial. Hay muchos métodos para hallar la altura correcta y sería bueno que los revisaras, también te aconsejamos hacer pequeñas variaciones en la altura sin salirte del rango de comodidad, es posible que encuentres un mayor punto de velocidad.

 

Ajustar la parte delantera: si ya tienes experiencia y una buena condición física puedes probar quitando uno o dos espaciadores en la parte delantera para bajar la dirección, con esto vas a mejorar la aerodinámica de tu posición. Debes estar seguro que este cambio de posición no represente un esfuerzo o tensión adicional, pues correrías el riesgo de una lesión.

 

Limpieza y lubricación: lava tu bicicleta por lo menos semanalmente, la tierra y el polvo que se pega en platos y en la cadena harán que requieras aplicar más fuerza cada vez que pedaleas. Adicionalmente mantén estas piezas bien lubricadas, no solo correrás más rápido, también aumentarás su vida útil.

 

Por último, realiza periódicamente mantenimiento y revisión a todas las partes, que los pedales giren bien, que todos los ejes estén bien lubricados y que las suspensiones estén reguladas. De esta forma, podrás sacar el máximo rendimiento; ninguno de los consejos que te hemos dado representan un alto costo y podrás rodar con mayor velocidad si así lo quieres.

 

0 comentarios

Deja Tu Comentario

Publicados Recientemente