CÓMO MANEJAR LA RESPIRACIÓN PARA AUMENTAR EL RENDIMIENTO EN TUS RECORRIDOS

Publicado el Agosto 18 2018

CÓMO MANEJAR LA RESPIRACIÓN PARA AUMENTAR  EL RENDIMIENTO EN TUS RECORRIDOS

 

Sabemos que durante el calentamiento y entrenamiento físico diario no tenemos en cuenta la respiración como una de las cosas que también se deben trabajar y que incide muchísimo en el rendimiento de cada recorrido. De hecho, es una actividad que realizamos sin tomarnos el tiempo de aprender las técnicas adecuadas de respiración para darle a los pulmones esa dosis de oxígeno extra que requieren para que podamos manejar el cansancio. Ten presente estos consejos claves de cómo respirar en el ciclismo y te aseguramos que tu rendimiento será mejor cada día.

 Existen tres claves que aumentan el rendimiento y te permiten manejar el cansancio:

 

Respiración abdominal.

La clave está en el diafragma, un músculo plano ubicado en la parte inferior de la caja torácica que te ayuda a albergar y a liberar el mayor volumen posible de aire. Antes de hacerlo sobre la bici, ensaya sin ella: ponte de pie o siéntate en una silla con la espalda recta y comienza a respirar de forma lenta y profunda hasta que notes cómo se llenan de aire los pulmones. Trata de pasar de 20 respiraciones por minuto a 10 por minuto. Cuando creas que ya la has dominado, hazlo en tu bici aunque sabemos que al principio te costará un poco. La clave es, que el tórax se expanda lo más que pueda, para implicar al diafragma en la respiración. 

Respiración de cambio de lado.

Cambia el patrón de espirar cada vez que das el golpe de pedal con la misma pierna; al principio cuesta, pero hacerlo significa tener un equilibrio entre ambas piernas, pues con tu patrón normal, lo que haces es forzar una pierna más que la otra, sin que te des cuenta.

 

Exhalar con fuerza.

Otros deportes o entrenamientos como el levantamiento de pesas, yoga o pilates te ayudan a aprender a respirar en el ciclismo, debido a que la toma de aire es clave. En el caso del yoga, aprendes a adquirir conciencia de todos los músculos implicados en la respiración o en pilates, debes combinar la respiración con un movimiento. Por ello, combina el ciclismo con otros entrenamientos que te permitan alinear las caderas, la columna vertebral y la cabeza mediante ejercicios de respiración y concentración que a su vez, fortalecen los músculos abdominales, caja torácica y la zona de la espalda.

0 comentarios

Deja Tu Comentario

Publicados Recientemente