CÓMO EVITAR CALAMBRES EN LOS DEDOS DURANTE LOS DESCENSOS

Publicado el Noviembre 03 2018

CÓMO EVITAR CALAMBRES EN LOS DEDOS DURANTE LOS DESCENSOS

 

En deportes como el ciclismo, los calambres son muy frecuentes en los gemelos, los abductores, los dedos de la mano y del pie, pero esto no significa que debas acostumbrarte a ellos. Si sabes cómo aliviarlos, tus recorridos garantizarán nuevas marcas.

 En esta ocasión, nos referiremos a cómo evitar los calambres de los dedos de la mano y de los pies, algo molesto que te pone en modo “dedos dormidos” y que durante una competencia, un descenso o un recorrido de alta intensidad, terminará en un aguante continuo de dolor, o te hará dejar el ritmo del grupo hasta que la sensación pase. Sabemos que son molestos, así que para dejar de suponer posibles causas, te contaremos por qué suceden y cómo evitar que tus dedos se duerman; de esta manera, podrás corregir algunas fallas que dependen de ti en cuanto a la alimentación, técnica y posición del cuerpo sobre la bici. 

 

Cuando los dedos de las manos “se duermen”.

Las manos absorben los impactos de la carretera y soportan el peso del cuerpo, por eso, en un descenso, por ejemplo,  la posición incorrecta que toma la muñeca, la mano y su ángulo con el manillar, pueden ejercen presión sobre los nervios y producir adormecimiento.

 Suele suceder también, que un dedo se encalambre por varios días y tengas un hormigueo aún días después de terminar la ruta; este entumecimiento se debe a una compresión prolongada de algunos nervios de la muñeca contra el manillar y es de las más comunes en los ciclistas.  Este punto se encuentra en la parte baja de la mano y si presionas con el pulgar de tu otra mano, notarás que esta sensación de hormigueo llega hasta el meñique y es justo el punto en donde se produce la inflamación.

 

¡Pies bien puestos, evitan calambres!

Cuando pones el pie en posición correcta, aprovechas mejor el movimiento de las piernas y evitarás lesiones no solo en ellas sino en los dedos. Es por eso, que sin importar el tipo de pedal, apoya siempre el metatarso, que es la zona que sigue a los dedos, no el talón ni el arco del pie, a menos que te dediques a freeride, descensos o dirt jump que usan pedales de plataforma y hacen saltos o acrobacias donde lo que importa es mantener el contacto pie y pedal, más que la efectividad del pedaleo.

 Otro aspecto a tener en cuenta para evitar el adormecimiento de los dedos del pie, es tu calzado. Revisa que la horma no sea estrecha y que provoque que comprimas los dedos, cortes el riego sanguíneo y por razones obvias, llegue el adormecimiento.

 

Formas generales de evitar los calambres.

  • Comprueba la posición de tus muñecas en el manillar. Si las manetas de freno están muy altas, tendrás que doblar mucho la muñeca y hará que el nervio se afecte.
  • Cambia la suspensión delantera para que amortigüe los impactos de las vibraciones en los descensos que se transmiten en la rueda a tu muñeca y nervios de la mano.
  • Revisa la posición de tu sillín y talla de la bicicleta. Un desajuste en la biomecánica puede ser los causantes de los frecuentes calambres en los dedos de los pies y manos; si lo llevas muy alto, los isquiotibiales, gemelos y soleos se verán obligados a una mayor carga de trabajo; de igual forma, si está muy bajo, los cuadriceps se afectarán.
  • Durante la actividad pierdes líquidos mediante el sudor, así que hidrátate para que tus músculos tengan el mismo rendimiento y la menor probabilidad de calambres.
  • Una alimentación saludable contribuye al riesgo de calambres; consume altas dosis de potasio, magnesio y calcio en frutas como el banano, frutos secos, legumbres, cereales y pescado.
  • Evita la cafeína porque esta altera el organismo y el sistema muscular, por consiguiente, aumenta el riesgo de padecer contracciones musculares.
  • Realiza estiramientos antes del recorrido y después de terminarlo.
  • No sobreentrenes para que evites la fatiga muscular. Esta es una manera de castigar los músculos y no dejarlos recuperar.

 

Si las molestias persisten, recuerda acudir a un médico para que te revise y diagnostique los analgésicos y tratamientos adecuados para ti. Cuéntanos cómo has solucionado estas molestias y qué tan frecuentemente te suceden.

 

 

 

1 comentario

  • Juan morris pupo : November 06, 2018

    A veces se siente que se le entumecen los genitales también , se adormecen , es eso malo para la salud ??

Deja Tu Comentario

Publicados Recientemente