6 PASOS PARA PARCHAR LOS NEUMÁTICOS DE TU BICI

Publicado el Enero 26 2019

6 PASOS PARA PARCHAR LOS NEUMÁTICOS DE TU BICI

Uno de los problemas más frecuentes para el ciclista son las ponchaduras. Éstas pueden ocurrir en cualquier momento, pero la probabilidad de sufrir una se incrementa durante temporada de lluvias debido a la basura que la corriente arrastra. Una simple pinchadura puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza si no tenemos nuestro kit básico con las herramientas y refacciones necesarias para reparaciones menores. A continuación les enseñamos cómo parchar la cámara de su bici en 6 sencillos pasos.

 

Material básico:

  • Palancas para desmontar llantas 
  • Parches para cámara 
  • Pegamento para parches
  • Un pedazo de lija

 

1. Desmonte

Para extraer la cámara utilizaremos las palancas desmontadoras de llanta. Lo primero que hay que hacer es empujar con los pulgares la llanta a fin de despegarla de las paredes del aro.

Una vez que este despegada empujamos y enganchamos la orilla de la llanta con una de las palancas y la sujetamos con a uno de los rayos. Si tus palancas no cuentan con gancho deberás sujetarlo, con la mano, contra un rayo. Hay que tener mucho cuidado de no pellizcar la cámara.

Repetimos el procedimiento con la segunda palanca aproximadamente a 10 cm de la primera pero esta vez la deslizamos firmemente la palanca en dirección contraria a la primer palanca, hasta que toda la circunferencia lateral de la llanta quede fuera del aro.
En este momento podemos tomar la cámara y jalarla para extraerla por completo.

 

2. Localizar la ponchadura

Existen perforaciones que son bastante obvias y algunas otras que son casi invisibles al ojo. La manera más conocida de localizar una ponchadura es utilizando una cubeta con agua, pero la realidad es que no siempre tendremos una a la mano.


En este caso vamos a hacer uso de nuestro sentido del tacto, del oído y hasta del olfato.


Lo primero que vamos a hacer es inflar la cámara y colocarla cerca del rostro a fin de escuchar, sentir y hasta oler el aire que escapa de la cámara. El aire que despide la cámara tiene un olor a hule.
Si se tiene una pluma a la mano, se puede marcar con una cruz el punto exacto, procurando hacer los trazos más largos que el área que cubrirá el parche.

 

3. Inspección de la llanta

Es muy importante inspeccionar la llanta ya que existe la posibilidad de que el objeto que perforó la cámara aún se encuentre incrustado en la llanta. La inspección deberá hacerse tanto en el exterior como en el interior de la llanta, utilizando la vista y el tacto. Mi sugerencia es que tomen un punto de referencia en la llanta (puede ser la marca a un costado de la llanta) y que vayan girando mientras buscan el objeto. Una vez que localizaron el objeto lo pueden retirar con cuidado de no lastimarse. Pueden utilizar unas pinzas de punta para facilitar este paso.


Si omiten este paso el objeto podrá quedar incrustado y volverá a perforar la cámara reparada.

 

4. Preparar la cámara

A fin de que el pegamento se adhiera mejor vamos a lijar la cámara. El área a lijar deberá ser un poco mayor al área que cubrirá el parche. Para facilitar este paso podemos apoyarnos en la bomba, en nuestra ánfora o inclusive en la misma bicicleta.
Muchas cámaras tienen unas líneas a lo largo de las uniones, en caso de que el parche se vaya a aplicar sobre una de estas uniones es muy importante que las borremos totalmente con la lija.
Si no hacemos esto, es posible que el aire se fugue por esa zona.
Durante este proceso es importante que ya no toques esta área con los dedos, ya que se puede contaminar con tierra o grasa que nos impedirán una adherencia óptima.

 

5. Aplicación del parche

Para aplicar el parche, lo primero que haremos es aplicar un poco de pegamento a toda el área que lijamos. Se recomienda aplicar suficiente pegamento sobre la perforación y después distribuirlo hasta cubrir un área mayor a la que cubrirá el parche con el extremo del tubo de pegamento. De esta manera no nos llenamos de pegamento los dedos, ni contaminamos el área con tierra que podamos tener en las manos.

Después de unos cuantos minutos, ya que el pegamento esta seco, tomamos uno de los parches y desprendemos únicamente el papel metálico. Este lado es adhesivo por lo que hay que tener cuidado de que no se ensucie.
El siguiente paso es aplicarlo de una sola vez sobre el área con pegamento. Hay que presionar bien el parche a fin de que toda la cara adherible haga contacto con la cámara. ¡Listo la cámara está parchada y lista para usarse!

 

6. Montaje

Una vez que ya quedó lista nuestra cámara hay que montarla en el aro. Para esto vamos a inflar sólo un poco nuestra cámara a fin de darle cuerpo y la vamos a colocar dentro de la llanta.

Posteriormente metemos una de las caras de la llanta junto con la cámara en el aro. Revisando que la cámara esté perfectamente metida entre la llanta y el rin procederemos a presionar con los dedos a fin de meter la otra cara de la llanta.


Dependiendo del tipo de llanta este paso puede ser un poco más difícil ya que algunas llantas son más duras que otras.


Finalmente basta con colocar la rueda en la bicicleta e inflar a la presión adecuada.

 

Muy probablemente las primeras veces les costará un poco de trabajo, por lo que les sugiero que practiquen estos 6 pasos en la comodidad de sus casas. Así, al momento en que se ponchen ya estarán preparad@s. Para practicar la aplicación de parches pueden conseguir una cámara vieja que ya no usen. Recuerden que la practica hace al maestro.

1 comentario

  • Jairo : January 27, 2019

    Me parece muy bien este procedimiento para parchear neumáticos,solo le anotaría que los parches que venden son muy grandes para los neumáticos de bici de ruta,por eso yo los parto a la mitad y les desbastó el borde que corte en un esmeril,y así me ha hido mejor,antes cuando colocaba el parche entero me producía un turupe muy grande y me hacía un desgaste localizado en la coraza de la llanta.
    Ahora que los parto esto no se produce.

Deja Tu Comentario

Publicados Recientemente