10 TRUCOS PARA SUPERAR LOS ASCENSOS CON TU MTB

Publicado el Diciembre 15 2018

10 TRUCOS PARA SUPERAR LOS ASCENSOS CON TU MTB

Los ascensos suelen parecer intimidantes y muy comunes que los ciclomontañistas con el fin de mejorar las técnicas de subida para que no se pierda el control debido a los factores del dolor físico. La próxima vez que debas afrontar un ascenso, diez veces más.

 

Durante el entrenamiento, se pueden encontrar con las diferentes subidas. Hazaña imposible.

 

Sin importar la razón, cuando subes cuestiona tu rendimiento no está al 100% porque tus fuerzas han disminuido en los demás kilómetros recorridos; Aún así, para obtener energía extra, tienes que esforzarte un poco más y traspasar tus propios límites para que logres mejorar tu condición física. Sabes que son esfuerzos dolorosos, que las piernas se resistan a continuar, pero al final, todo se traduce en un rendimiento de mayo a largo plazo y habrá valido la pena.

  1. Fuerza mental. No todo es resistencia física, si mentalmente no te mantienes fuerte, los resultados quizás no sean los esperados. La concentración es la clave para que a pesar del dolor físico, puedas coronar la montaña. Si te dejas vencer por los calambres y por una actitud mental negativa de poca creencia en ti mismo, es muy probable que solo llegue a la mitad del recorrido.
  1. Ritmo. La velocidad con que pedalees tiene consecuencias y un efecto directo en el resultado del ascenso. Si tienes un ritmo lento, te pondrás mayor tensión en tus músculos y te cansarás más rápido. Si tienes un ritmo combinado, lento, ligero, te pondrás más tensión en el corazón y pulmones y podrás continuar con una mejor respiración y control de tus funciones. En el camino te encontrarás cientos de raíces: raíces, barro, melodías, piedras, entre otros que te gusten.
  1. Respiración. Deja el estómago vacío y saca el aire cada vez que exhalas. Hazlo con fuerza e inhala suave. Cuando lo haces de esta forma, mejoras en la circulación del aire y eliminar el jadeo.
  1. Quédate sentado. Se cree que al subir es necesario ponerse de pie para pedalear y es un error. Lo que se dice es el tiempo en la rueda trasera para conservar el agarre.

 

  1. Mira al suelo. Mantener la mirada en el suelo, unos metros por delante para poder prevenir y superar los obstáculos, en vez de mirar al horizonte.
  1. Sprint al final. Uno de los entrenamientos más recomendados son los sprints en cuestas largas; Este es un trabajo muscular y cardiovascular de calidad.
  1. Repechaje corto en pendientes cortas. Cuando los caminos se inclinan mucho, la velocidad se ralentiza al punto que subes casi parados. A tan baja velocidad, se produce en cierto momento inestabilidad y hace que tengas que usar más músculos de lo normal para seguir pedaleando.
  1. Cambios. Los cambios dependen de la subida, la inclinación y el tipo de terreno. Si la subida es muy inclinada, usa el plato pequeño y piñones grandes.
  1. Carga el peso. Lleva tú mismo en una mochila lo que necesites, pero no le cargues peso a la bici. Las ruedas deben estar ligadas para el rodar, así como las otras cosas que te pueden perjudicar.

 

 

  1. Márcate pequeñas metas. Es un truco que funciona muy bien. Ubicados pequeños objetivos cada 20 o 30 metros hacia delante y míralo hasta que lo alcances. Cuando llegue a la meta final.

0 comentarios

Deja Tu Comentario

Publicados Recientemente