¡La aventura no se detiene!

¿VAS A RETOMAR LA BICI? REVISA ESTOS 5 ELEMENTOS ANTES DE VOLVER A SALIR

Ciclista haciendo revisión técnica de su bicicleta

A menudo los ciclistas hacen una pausa en sus entrenamientos por un viaje, una lesión, unas vacaciones o, simplemente porque quieren descansar de las actividades que realizan diariamente.  Como se ha dicho, en ocasiones salir a rodar en bici también hace parte de las cosas que se pausan por múltiples razones. Entonces, ¿sabes con exactitud cuándo fue la última vez que revisaste los componentes de tu bici antes de salir a montar? Pues bien, como se deja la práctica de este deporte a un lado, también se hace con el mantenimiento o revisión básica de su funcionamiento y, si tu objetivo es retomar las salidas, es necesario que revises los siguientes elementos para asegurarte de que todo marchará bien durante los próximos recorridos. Si vas a retomar la bici, confirma que los siguientes componentes estén en perfectas condiciones:

 

  1. Presión de las llantas: En general, la presión de las llantas es de las cosas en que nos fijamos inicialmente cuando vamos a salir a rodar. Ahora, si no hay un conocimiento real sobre la importancia y la presión adecuada de las ruedas, inevitablemente puede ocurrir un accidente. En primer lugar, como has dejado la bici sin usar durante un tiempo prolongado, es necesario revisar que las ruedas no tengan grietas, desgastes, ruidos extraños o fugas de aire perceptibles. Todas las bicicletas, dependiendo su modelo, categoría y características, tienen una presión de aire ideal según los fabricantes y expertos del ciclismo. Antes de salir a hacer tu ruta, debes fijarte qué tanto aire tiene las llantas y, si se te dificulta saber qué tanto deben inflarse, revisa los costados de la llanta que, casi siempre, tienen las siglas P.S.I e indican el diámetro de la llanta y las pulgadas que tiene.

 

Recomendado: ¿Cómo cambiar el cassette de la bici?

 

  1. Lubricación de la trasmisión: Lo normal es que después de haber usado la bici por última vez, se haya dejado guardada sin hacerle un mantenimiento a sus componentes. La trasmisión suele acumular polvo, barro, arena o suciedades que se van recogiendo en cada ruta (ya sea de montaña o carretera) y, por eso, una buena limpieza de esta permitirá alargar su vida útil. Como se quiere retomar las salidas en bici, es necesario un aseo general, lubricar y engrasar de nuevo cada pieza que lo requiere para evitar desajustes, ruidos o problemas durante la rodada.

 

  1. Frenos: Los frenos son clave para garantizar la seguridad en la ruta. Si sabes un poco sobre el tema, revisa las palancas y asegúrate que, al presionarlas varias veces, estas regresen a la posición inicial rápidamente. Ahora, si este proceso no ocurre como se ha mencionado anteriormente o, no estás seguro de que estén funcionando de forma correcta, debes acudir a un mecánico que revise las condiciones de los frenos de tu bici antes de decidir volver a salir a rodar. Es posible que, si no regresan las palancas a su ubicación inicial, pueda haber problemas en la tornillería, resortes, cables o presión de tuercas y tornillos.

 

Te puede interesarCómo realizar rodaje y precalentamiento a tus frenos de disco

 

  1. Revisa la tornillería: Durante y después de salir a hacer un recorrido (ya sea en montaña o de ruta) la tornillería de tu bici suele desajustarse o soltarse poco a poco. Si ya llevas mucho tiempo sin revisar en qué condiciones está la bicicleta, es fundamental que no pase desapercibido el ajuste de la tornillería y tuercas en general. Las piedras, montañas, pedaleo fuerte, saltos, entre otras cosas, hacen que los tornillos que van asegurando los componentes de la bici, se vayan soltando sin hacer mayor ruido o sin llamar la atención. Ahora, no porque pase desapercibido deja de ser riesgoso para el ciclista, por eso, se recomienda ajustar mensualmente, como mínimo, cada uno de los tornillos de la máquina.

 

  1. Eje del pedalier: El eje del pedalier es de los componentes principales de la bici. En cada extremo de esta pieza van las bielas, es decir, las partes de la bici que reciben la fuerza cuando el ciclista da pedal y quiere avanzar. Inicialmente, es necesario revisar que el pedaleo pueda realizarse sin ninguna dificultad, fricción y que no emita ningún sonido extraño. Ahora, esta prueba de pedaleo debe hacerse como mínimo durante 5 minutos teniendo en cuenta que la bici no se ha usado en un tiempo. Luego de revisar el pedaleo, mueve los cambios para corroborar que esté funcionado adecuadamente.

0 comentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios del blog se comprueban antes de su publicación