¡La aventura no se detiene!

¿TUVISTE UN DESCANSO LARGO? APRENDE A RECUPERAR TU FORMA DESPUÉS DE VACACIONES

¿TUVISTE UN DESCANSO LARGO? APRENDE A RECUPERAR TU FORMA DESPUÉS DE VACACIONES

A veces la vida pasa. Ya sea que se trate de muchas horas de trabajo, mayores responsabilidades familiares, una lesión grave o agotamiento mental, hay muchas razones para tomarse un tiempo lejos de la bicicleta. En especial luego de la temporada navideña.

Con un poco de paciencia y buena actitud, volver a estar en forma después de las vacaciones y disfrutar del deporte que te enamoró es más fácil de lo que piensas.

Aquí algunos consejos para hacer esto más fácil.

Empieza a entrenar después de vacaciones

Basta de excusas

Si bien volver a estar en forma no será fácil, ciertamente es posible. El primer paso en el proceso es deshacerse de cualquiera de las excusas de por qué no has vuelto a subirte a la bicicleta. No te preocupes por no ser tan rápido o en forma como solías estar o por no tener tiempo para salir a dar un paseo de 5 horas.

En su lugar, concéntrate en lo que puedes hacer en este momento. Si solo puedes montar dos días a la semana durante 30 minutos a la vez, entonces ese es su punto de partida. Trata de no concentrarte en la velocidad o el kilometraje al principio. Infla tus neumáticos, engrasa tu cadena y concéntrate en divertirte de nuevo. Muy pronto volverás al ritmo de las cosas.

Haz una lista

Puede ser fácil olvidar por qué te encanta andar en bicicleta. Antes de que decidas comenzar a entrar en una rutina, haz una lista de todos los aspectos positivos que obtienes del ciclismo. Escribe lo que hizo que te enamoraras del ciclismo en primer lugar, junto con tus razones actuales para querer volver a montar.

Ya sea para ahorrar dinero yendo en bicicleta, perder peso, divertirte o desafiarte a ti mismo en una carrera local, escribirlo te recuerda todas las cosas buenas de este deporte y sirve como motivación durante los días en los que no tienes ganas de andar en bicicleta.

Únete a un grupo

Grupo de ciclistas de mtb

Andar solo puede ser difícil cuando vuelves a subirte a la bicicleta por primera vez, y registrar kilómetros solo puede hacer que sea más fácil concentrarse en lo difícil que es ponerse en forma. Una mejor manera de volver a estar en forma es unirte a paseos en grupo.

Socializar en la bicicleta con amigos o ciclistas de ideas afines es una excelente manera de divertirse y distraerse de la dificultad. Tendrás buenas conversaciones, desafiarás a tus amigos a algunos sprints animados y luego pasarás el rato en tu cafetería local favorita.

Esto no solo puede hacer que sea más fácil volver al estilo de vida ciclista, sino que también te pondrás en forma más rápidamente si te obligas a sostener la rueda del chico o la chica que tienes delante.

Fija metas

Establecer objetivos es una buena manera de motivarte y realizar un seguimiento del progreso. Cuando comiences a andar en bicicleta nuevamente, comienza con metas que sean fáciles de lograr. Podría ser algo tan simple como andar en bicicleta tres días a la semana, ir al trabajo en bicicleta o hacer un viaje largo de fin de semana con un amigo.

Una vez que logres estos objetivos, establece algunos que sean más difíciles de conquistar pero que te motiven a andar un poco más lejos.

Intenta algo nuevo

Hacer algo en la bicicleta que nunca antes hayas hecho es una buena manera de comenzar de nuevo y generar impulso. Tal vez sea ir a un punto lejano o apuntarte a una carrera especial. Sea lo que sea, fija tu mirada en hacer algo nuevo y trabaja para que suceda.

Adoptar una nueva disciplina también puede ser una buena manera de mezclar las cosas y obtener una nueva perspectiva sobre el deporte del ciclismo. Buscar caminos de grava, comprar una bicicleta de montaña o inscribirte en un evento de ciclocross son buenos lugares para comenzar.

Algo nuevo también podría ser algo simple, como probar nuevas rutas en lugar de regresar a las viejas y familiares por las que anduviste el año pasado.

Recompénsate

¿Hay un nuevo par de zapatillas de ciclismo que quieres, un buen restaurante que deseas probar o un masaje en tu mente? Como todo, recompensarte por tu arduo trabajo puede ayudarte con esa motivación inicial.

Combinar algo difícil (o incluso un entrenamiento que temes) con algo positivo también hace que sea más probable que abordes esa parte no tan divertida del trato. Después de un tiempo, descubrirás que la verdadera recompensa por volver a andar en bicicleta es el estado físico y la salud que logras con el deporte, y esas recompensas secundarias no serán necesarias con tanta frecuencia.

Puntos clave para volver a la bici después de vacaciones

Qué hacer:

  • Ten un par de semanas sin estructura, simplemente montando por diversión sin un velocímetro rastreando tu viaje. Esto evitará que compares tu conducción con tiempos anteriores.
  • Ten cuidado con las lesiones por uso excesivo causadas por volver al entrenamiento demasiado rápido, como el dolor de rodilla. Los ligamentos y los tendones necesitan tiempo para acostumbrarse a la tensión que les impones, así que construye lentamente.
  • Habla con un entrenador si no estás seguro de cómo volver a entrenar. Podrán planificar nuevos entrenamientos, teniendo en cuenta qué tan fuerte has sido en el pasado y tus nuevas espectativas.
  • Establece objetivos para el año que comienza si aún no lo has hecho. La planificación realista es la que tiene más probabilidades de conducirte al éxito y a nuevas experiencias deportivas.

Qué no hacer

  • No compares tu entrenamiento con otros ciclistas. No es útil y nunca generarás sentimientos positivos si no te sientes en forma. Concéntrate en ti mismo y volverás a estar en forma en poco tiempo. Así hayas parado más tiempo de lo que duraron las vacaciones.
  • No intentes ponerte al día con el entrenamiento perdido. Comienza desde donde estás y progresa constantemente desde allí. Tratando de ponerte al día con las semanas o meses perdidos puedes provocar lesiones por uso excesivo y fatiga.
  • No pospongas volver a subirte a la bicicleta por más y más tiempo. Dicen que no hay mejor momento que el presente, y esto no podría ser más cierto para volver a entrenar.
  • No te preocupes por haber perdido toda forma física. Vuelve más rápido de lo que piensas.