ENTRE V-BRAKE Y FRENOS DE DISCO, ¿QUÉ SISTEMA ES MEJOR PARA MI BICICLETA?

Publicado el Mayo 25 2018

ENTRE V-BRAKE Y FRENOS DE DISCO,  ¿QUÉ SISTEMA ES MEJOR PARA MI BICICLETA?

Mucho se ha debatido acerca de cuál sistema de frenos es el más adecuado para la bici; si entras a sitios web especializados en ciclismo, encontrarás que es uno de los temas más polémicos en los foros y siempre encontrarás ciclistas que defienden uno de estos tipos de frenos con gran pasión y conocimiento. Sin embargo, hoy te daremos nuestro punto de vista acerca de los frenos de disco y V- brake, para que al final decidas tú, cuál sistema funciona para ti.

 

 

Los V-BRAKE son frenos más ligeros porque usan el mismo aro para frenar. Tienen como gran ventaja que son económicos y que no necesitan tanto mantenimiento. La potencia de frenado que desarrollan es muy buena en relación con la fuerza que hay que ejercer sobre las manetas de freno. Por otro lado, ejercen  menos estrés en el tenedor al momento de frenar y son compatibles con otros accesorios.

Quizá entre las desventajas que tiene, está el desgaste del aro debido a la fricción de los tacos sobre la pista de frenado; para muchos es un punto en contra, ver cómo su desempeño en la salida se afecta en condiciones de lodo o vías húmedas. Además, en descensos largos, el aro puede calentarse a tal grado que puede pinchar la cámara.

 

 

LOS FRENOS DE DISCO han supuesto un salto en calidad de freno, y aunque son montados cada vez más en la mayoría de bicis de montaña, de cierto modo no han desterrado por completo a los V-brake, quizá porque a comparación de ellos, estos son más costosos. Por otro lado, ofrecen muy buena fuerza de frenado y modulación y su desempeño no se afecta tanto en condiciones húmedas ni de lodo.

Como punto en contra, ejercen más estrés en el tenedor al momento de frenar, son un poco más difíciles de ajustar, en especial, si el sistema es hidráulico; las ruedas pueden ser más débiles debido al ángulo de los radios. 

Analiza estos puntos a favor y en contra de cada sistema y valora tus necesidades: ten en cuenta si entrenas en condiciones húmedas, en lugares remotos, si usas una bici de montaña, una de ruta, cuánto estás dispuesto a gastar en mantenimiento, y finalmente toma tu decisión.

 

0 comentarios

Deja Tu Comentario

Publicados Recientemente