¿CÓMO PROLONGAR LA VIDA DE TU BICI?

Publicado el February 03 2021

La vida de tu Bicicleta


Si bien puedes llevar la bici a revisión con un experto en mecánica, también puedes hacerle un mantenimiento sencillo y rápido desde tu hogar. Mantener en buen estado la bici será un determinante importante para postergar su vida útil. En efecto, si dependiendo de los cuidados que tengas con ella se puede extender su durabilidad o buen funcionamiento, es indispensable que tengas en cuenta las siguientes sugerencias:

1.Limpiar y lubricar

Es común que se crea que únicamente cada año o seis meses se debe engrasar la bicicleta (ya sea de montaña o de ruta). Sin embargo, aun si la usas con poca frecuencia, es recomendable que mínimo cada tres meses la limpies porque con el tiempo va guardando todo tipo de residuos, polvo o mugre en la cadena, piñones y platos, ya sea con toallas húmedas con jabón o, con algún cepillo. Posterior a este proceso debes lubricarla, sobre todo en las partes o componentes metálicos. Ahora, al momento de lubricarla no lo hagas en exceso, es decir, debes revisar que no haya sobrantes de aceites o grasas que puedan deteriorar otros componentes. Es recomendable que al momento de engrasar hagas una ruta corta y vuelvas a pasar alguna toalla que absorba los residuos de aceites que pudieron haber quedado.

Recomendado: Consejos para que limpies la bici por ti mismo 

2.¡Cuidado donde la estés guardando!

Si acostumbras a dejar tu bicicleta al aire libre o en una parte exterior a un sitio cerrado y seguro, no solo pueden deteriorarse (oxidarse, por ejemplo) sus componentes metálicos, sino las demás partes de ella. Se recomienda que no expongas tu bici al sol o la lluvia, ya que, en poco tiempo, pueden aparecer fallas cuando vuelvas a usarla en alguna ruta.

3.Revisar la presión o aire de las llantas

Todas las bicicletas no deben tener la misma presión de aire en sus llantas. Al costado de las ruedas de cada bicicleta, donde aparece “PSI” se indica la presión recomendada para el tipo de rueda según su fabricante. Si las llantas de tu bici no tienen el aire adecuado que requiere la misma, poco a poco se van deteriorando los neumáticos y radios de ella, por eso, si el objetivo es cuidarla y mantenerla en buen estado, cada vez que vayas a hacer una ruta (ya sea en la ciudad o en la montaña), debes revisar que tengan una presión conveniente. En conclusión, ni debe exceder lo máximo que se indica en la llanta, ni debe tener una presión inferior a lo que sugiere el fabricante.
Te podría interesar:  ¿Cómo saber la presión adecuada de los neumáticos? 


4.¡Cuidado cuando la desarmes!

Por momentos tenemos la necesidad de quitar la llanta trasera (ya sea porque necesitamos moverla y no hay suficiente espacio o, porque quieran hacerle algún cambio o mantenimiento). Por eso, cuando se presente esta situación, se debe tener en cuenta que no se ponga el marco (sin la rueda) directamente en el suelo, ya que, se puede desviar o torcer y, cuando se vuelva a armar la bici, haya dificultades por esta situación.

5.Posición de la bici cuando sales de ruta

Cuando sales a hacer tu ruta, es común que se dejen las bicicletas en el suelo para tomar un descanso o alguna pauta que se quiera hacer. Por esto, cuando esta situación se presente, ten presente que debes ponerla siempre por el lado contrario donde están los platos, es decir, por el lado donde está el descarrilador, tensor, piñones, platos hacia arriba y, así, se evita que estos componentes que son tan fundamentales en el rendimiento que puedas tener en tu bici, se quiebren o sufran alguna fractura.

Finalmente, si usas regularmente tu bici, es importante que mínimo cada 6 meses la lleves a hacer una revisión exhaustiva con un mecánico experto, todo en pro de evitar malas experiencias en tus rutas por alguna posible falla y, por supuesto, con el objetivo de que se le haga el mantenimiento integral y riguroso que requiere la misma.

 Síguenos @optimusbikes

0 comentarios

Deja Tu Comentario

Todos los comentarios del blog se verifican antes de la publicación